Franco Moschino

Biografía

Nació en un pueblo cercano a  Milán en el año 1950. Estudió Bellas Artes en Milán.
Amante del dibujo y la pintura en 1971, consiguió su primer trabajo como dibujante en el taller de Gianni Versace gracias a que sus ilustraciones se adaptaban perfectamente a las exigencias del sector de la moda.
Allí trabajó durante 11 años contribuyendo en la creación de las colecciones de Versace y Beged´Or y Genny.
Durante estos años, Franco se percató del interés que en él suscitaba el mundo de la moda, y de como la fabricación  y el diseño de prendas, no dejaba de ser otra forma de expresión artística.
A Moschino le gustaba cuestionar la moda. Para él estos cuestionamientos eran el punto de partida para la innovación, palabra que tiempo después, fue sinónimo de su nombre.
A finales de los 70´s, Moschino comenzó a compaginar sus colaboraciones con Versace simultáneamente con el cargo de “diseñador cadete” de la firma, en la que explotó su enorme capacidad creativa para el diseño de modas.
En 1983 Franco Moschino lanzó su propia firma “Moschino” auspiciada por la compañía “Moonshadow S.p.A” .
En el otoño de ese mismo año, presentó su primera colección de ropa femenina en Milán.Uno de sus primeros mensajes fue “Stop the fashion system!”.
Sus prendas marcaron la década de los 80, ropa sexy, divertida, atrevida y con chocantes mensajes contra el mundo de la moda.
Su actitud le llevó a los juzgados en varias ocasiones por la utilización indebida de la imagen de firmas como Chanel o Louis Vuitton, firmas a las que criticó en varias ocasiones.
En 1986 lanzó su línea masculina y un año después lanzó al mercado su primer perfume. Creó también su segunda línea llamada “Cheap & Chic”.
Sus colecciones sorprendieron por su originalidad y valentía, al igual que sus impactantes campañas de publicidad.
Sus vestidos a lunares al mejor estilo Minnie Mouse, sus camisas con botones que simulaban llaves de grifos o molinos de viento y el diseño del esmoquin con un cuchillo y tenedor a modo de adorno, le hicieron irresistible, original y transgresor frente al mundo. Sus desfiles eran tan esperados como ovacionados.
A pesar del éxito de su firma, Moschino destinaba gran parte de sus beneficios en causas benéficas, pacifistas, ecológicas, al mismo tiempo que abría sus boutiques en las capitales de todo el mundo.
Moschino muere en el año 1994 a causa del sida. Antes de morir dejó varias colecciones diseñadas.

Fotogalería: Franco Moschino