Calvin Klein

Biografía

Richard Klein nació el 19 de noviembre de 1942 en el área del Bronx, Nueva York.
Se crió en la comunidad inmigrante de judíos y se graduó en la New York's Fashion Institute of Technology en 1962.
En 1968 consiguió un trabajo y adquirió experiencia en una tienda ubicada en la 7ª Avenida de la Gran Manzana de Nueva York, en la que vendía abrigos, revolucionando la moda de los noventa con su filosofía de minimalismo y formas escuetas totalmente exentas de adornos superfluos,siempre en tonos neutros que representan el espíritu del hombre y la mujer modernos.
Creó su propia firma en el año 1968, Calvin Klein.
En 1993 fue ganador del Council of Fashion Designers of America Award por sus colecciones masculinas y femeninas.

Siempre ha sido un gran provocador ,su compañía es reconocida por crear anuncios bastante llamativos, razón por la cual ha sido acusada en varias ocasiones por organizaciones conservadoras, por utilizar modelos aparentemente menores de edad, con poses altamente provocativas.

Su primer campaña fue con Brooke Shields, quien lucía sus vaqueros con la frase "nada se interpone entre yo y mis Calvin Jeans".
Además de la ropa, Klein decidió incursionar en otros ámbitos del mercado para ampliar su industria, y fue a partir de esto que lanzó sus primeros perfumes, con un enorme éxito a nivel mundial, desde la sofisticación de sus primeras fragancias “Obsesión”, “Eternity”, “Escape” y “Contradiction”, llegamos a los actuales “CK One” y “CK Be”, ambos perfumes unisex, que expresan los elementos básicos del espíritu, y que encajan ampliamente con el estilo de ropa diseñada de Klein.
Las publicidades de estos perfumes, al igual que sus otras campañas publicitarias, han sido altamente controverciales, fotografías de jóvenes en posiciones atrevidas, con altos contrastes de color, que han impactado a mucha gente, una vez más, alimentando el bolsillo de la firma Calvin Klein.
En el año 2002, Klein anunció que su compañía sería vendida a “Phillips- Van Heusen”, el mayor fabricante de camisas de EEUU, por la ambiciosa suma de 400 millones de dólares, un enorme pack de acciones y royalties sobre las ganancias estimadas de los próximos años.
Para Klein, este negocio le brindó los recursos suficientes para expandir aún más su nombre por Asia y Europa, aunque esto implicaría perder el control total sobre sus diseños.
Su interés por su compañía, tanto emocional como financiero, lo llevó a negociar con el presidente de Van Heusen, quien lo convenció para introducir una nueva línea de ropa deportiva masculina “Calvin Klein” y algunas licencias para producir también ropa deportiva femenina y una línea de accesorios bajo su nombre, entre las cuales se incluirían productos como sábanas, anteojos de sol, ropa interior y los ya conocidos jeans y perfumes.

Obviamente, Klein se llevo unos cuantos millones más por la venta de las licencias.
Actualmente, el diseñador líder de la marca CK es el brasilero Francisco Costa, quien luego de la venta por parte de Klein a Van Heusen, tomó el control de la línea de diseño mientras que Klein pasó a trabajar únicamente como asesor.
Francisco Costa demostró con creces, ser el merecedor de este puesto al desarrollar excelentes colecciones desde que fue nombrado para esta labor.
La nueva situación dio un giro importante en la concepción de los diseños, los que están pensados para mujeres delgadas y con curvas.

Fotogalería: Calvin Klein