Los Galos

Los galos eran un pueblo bárbaro, que habitaba en el actual territorio de Francia. Fuertes guerreros, fueron dominados tras larga lucha por Julio Cesar. La vestimenta que usaban era semejante a la de otros bárbaros que ocupaban Europa central y nórdica. Los hombres vestían pantalones, túnica corta con mangas, manta de lana, y en invierno capa de pieles. Las mujeres lucían túnica larga y, como abrigo, una manta cuadrada de lana gruesa fijada sobre el hombro con un broche. La túnica caía en suaves pliegues ajustada por un cinturón colocado debajo del pecho. Les gustaba usar alhajas - collares, brazaletes, pectorales, hebillas, etc. -, por lo general de bronce, pero también de oro, sabían forjar muy bien los metales, como lo prueban, además de las joyas, los cascos y las espadas de los guerreros. El calzado era sencillo, de tipo mocasín o sandalias que se ataba al pie con correas, también botas de cuero sin curtir, con bonitos adornos, los sacerdotes vestían amplia túnica y capa de color blanco.