Siglo XIV

La indumentaria de los hombres en este siglo tenia algunas diferencias con las del siglo anterior.
El vestido se simplifica, ajusta al cuerpo y adquiere mayor sutileza y proporción.
Camisas, jubón (especie de camisa que cubría desde los hombros hasta la cintura) o corselete.
Bragas en lienzo o punto con calzas muy altas y ajustadas.
Hopa (túnica o sotana cerrada) en seda o terciopelo de amplias mangas con ceñidor.
Sobretodos con mangas o capas con piel y broches.

Capillos con capucha.

Mantos ricos.
Peinados atusados y cabello corto; barba.
Morteretes de fieltro sin alas, en punta o cilíndricos, altos y bajos; capirotes (gorro en forma de cucurucho cubierto de tela) en forma de rodete con una cresta alta.
Penachos de plumas.
Borceguíes en terciopelo o brocados.
Botina alta.

Zapatos de cordobán o marroquín con punta de polaina.
En las mujeres, análogas piezas que en el traje masculino, aunque sin braga.         
Cotardías, cerradas por el cuello, ajustadas al talle sin ceñidor y con aberturas laterales.

Capas de alto cuello.
Peinado en raya con bucles o rizos.

Rodetes laterales.

Redecillas y adornos de cintas; cerquillo y velo caído.

Zapatos y chapines con alta suela de corcho y puntiagudos .